Abrir
Cerrar

En el centro de la hermosa ciudad colonial de San Francisco de Quito, llena de leyendas forjadas hace más de cuatro siglos, se ubica la casona emblemática con corte republicano, que en épocas pasadas fuera una caballería. Es justamente en esta casona que La Posada Colonial abrió sus puertas en el año 2000, ofreciendo un lugar acogedor con un ambiente familiar ideal para disfrutar de la historia y tradiciones de esta mágica urbe.

 

Se encuentra ubicada en la principal calle del centro histórico, la “Calle de las Siete Cruces”, la García Moreno, a pocos pasos de las mayores atracciones del centro: el Palacio Presidencial, la Plaza de la Independencia, el Palacio Arzobispal, el Ilustre Municipio de Quito, el Museo de la Ciudad y las más hermosas catedrales reconocidas a nivel mundial. Desde los balcones de la Posada Colonial se puede apreciar a simple vista el Palacio Presidencial, La Iglesia de la Basílica, el nuevo parque de Las Conceptas.

 

Actualmente, La Posada Colonial cuenta con una renovación completa, con instalaciones de primera que brindan mayor comodidad y confort a nuestros clientes. Tenemos la única cúpula transparente del Centro Histórico de Quito.

 

Bienvenidos a la Posada Colonial... la nueva tradición !!

 

HISTORIA DE LA CASA
 

Don Manuel Larrea Donoso derrocó la antigua casa y construyó la actual de estilo ecléctico por el año de 1876, bajo la conducción del arquitecto Thomas Reed. En 1949, el señor Larrea arrendó la casa para que funcione en ella la Embajada de Chile, y además servía de vivienda y oficina al chileno Víctor Eastman hombre popular, y amiguero de la ciudad.
 

Según testimonio de Galo Plaza Lasso, su sobrino político, el Sr. Eastman hacía gimnasia casi desnudo todas las mañanas en la habitación de la esquina, la que hoy es nuestra Suite Presidencial, con el objeto de llamar la atención a la casa de al frente, donde residían las hermanas Lasso Chiriboga, quienes aterradas, cerraban sus ventanas, pero como buenas quiteñas mojigatas la curiosidad pudo más y el amor terminó venciendo, pues el chileno se casó, en enero de 1912, con María Lasso, una de las quiteñas más hermosas de su tiempo.
 

Posteriormente el propietario Sr. Manuel Larrea Donoso, la dio en arrendamiento para que funcione en ella el Club Pichincha y en abril de 1907 los balcones de la casa sirvieron de trinchera para efectuar disparos a los gendarmes que defendían el gobierno del Gral. Eloy Alfaro. Ese día se dio la gran manifestación de los estudiantes liderados por Belisario Quevedo y que pedían libertad electoral.
 

Al fallecer el Sr. Manuel Larrea en 1910, la casa fue heredada por su hija, Beatriz Larrea Jijón y su esposo, don Alfonso Barba Aguirre. En 1910, funcionó en esta casa un célebre restaurante de don Vicente Velasco, que abría desde las cinco de la mañana para atender con ponches, chocolates o cafés a los madrugadores, conforme decía su propaganda por la prensa.
 

En septiembre de 1975 el Gral. Raúl Alvear iba a tomarse esta casa como trinchera, para derrocar a Bombita Guillermo Rodríguez Lara, sin embargo no pudieron hacerlo, porque la guardia presidencial de relevo llegaba al palacio a las 3:00 am por la Mejía para tomar la García Moreno y ello les llevo a Alvear y su grupo, a dirigirse a la calle Cuenca, y atacar desde la funeraria Quito hacia el Palacio de Gobierno.
 

MISIÓN

Brindar servicio de alojamiento, comodidad y descanso.
Rescatar los valores culturales de nuestra ciudad, dar a conocer nuestras costumbres.
Nuestro compromiso es dar atención personalizada de alta calidad.
 

VISIÓN

Será una empresa de vanguardia en un ambiente tradicional, liderando el mercado turístico, orientada hacia la satisfacción del cliente y la comunidad.

(593) 2 228-0282

García Moreno y Mejía, 5932, Quito

¿Cómo llegar?

Posada Colonial © 2014

desarrollado por

Mushoq

Change password